viernes, 7 de julio de 2017

NUMA POMPILIO


Numa Pompilio, segundo rey de Roma, sucesor de Rómulo, conocido por su sentido de la justicia y su religiosidad es hoy el nombre del nuevo restaurante del grupo El Paraguas. Marta Seco y Sandro Silva han vuelto a dar con la clave del éxito abriendo un nuevo restaurante, un difícil reto superado, un italiano de calidad que se aleja de los manidos platos que ya conocemos.


Estamos seguras de que casi todos vosotros recordaréis el restaurante Iroco, antiguo huésped de Velázquez  18 , famoso por su maravillosa terraza. Pues bien, actualmente no queda ni una baldosa de lo que fue en el pasado. El estudio de Alejandra Pombo ha reconvertido el espacio en un lugar encantador, que puede parecer denso por la cantidad de ornamentos, por sus terciopelos y su tenue luz, pero la realidad es que te atrapa en un clima algo mágico capaz de trasladarte a una Italia lujosa y auténtica. 


El servicio es abundante, parece que el equipo llevaba un tiempo de entrenamiento de varias semanas antes de la apertura del restaurante, pero a pesar de ello parecen todavía desorientados, con poca coordinación entre ellos. Tuvimos que pedir a una de las camareras que hiciera el favor de servirnos el tiramisú de la misma manera genial que lo acababa de hacer el la mesa de al lado, no entendimos porque a unas mesas lo sacaban ya servido y a otras se lo elaboraban en la propia mesa. Un detalle feo que solventaron con rapidez, hay que reconocerlo.



La carta no es extensa, y se compone de platos italianos originales, escogidos con mimo y saliendo de los tópicos caducados de la cocina italiana de medio pelo. La calidad de la materia prima es evidente en cada uno de ellos. Las Queens elegimos:
  • Burrata con caponata vegetale (fresca y sabrosa)
  • Carpaccio de mosaico de gamba roja de Mazzara con encurtido de la bahía (nos encantó, fresquisímo y original)
  • Lasagna de Gennaro (una lasaña al horno de carne de caza buenísima)
  • Steak tartar de fassona piamontesa (esperábamos bastante más)
  • Tagliolo con almejas de carril y salsa verde (una pasta bien hecha con unas almejas de calidad)
  • Agnolotti de calabaza a la brasa y amarettis (quizá el plato más decepcionante)
  • Flores de calabacín con anchoas (ricas pero de textura un poco basta)
  • Tiramisú (espectacular, podríamos haber pedido dos mas)
El precio medio por persona no es barato, teniendo en cuanta que hablamos de cocina italiana pero de calidad, es de 65€ por persona con vino.


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS ES 6,5/10: No se puede negar que Numa es en estos momentos uno de los restaurantes más de moda de la escena social y gastronómica madrileña, sus codiciadas mesas ya son muy difíciles de conseguir. Se trata de una mezcla que triunfa, ambiente excepcional, comida italiana y un lugar precioso (sobretodo la terraza). La nota no muy elevada se debe a que en las 3 o 4 visitas que hemos hecho al restaurante, el servicio ha decaído y la comida no nos ha parecido tan espectacular. Ya pueden tomar nota.


NUMA POMPILIO
C/ Velázquez 18
28001 Madrid
Tel. 916859719

Fotos: Mad Queens